El pasado mes de febrero se publicó la Ley Orgánica 1/2019, de 20 de febrero, por la que se modifica el Código Penal, para transponer varias Directivas de la Unión Europea.

Esta norma busca proteger el euro y otras monedas frente a la falsificación.

Modifica el Código Penal para completar el régimen de prevención y persecución del delito de tráfico de órganos humanos.

Se penaliza la difusión de noticias o rumores que alteren la cotización en el mercado de valores, de tal manera que se impone la prensa de prisión de seis meses a seis años a los que: “Por sí, de manera directa o indirecta o a través de un medio de comunicación, por medio de internet o mediante el uso de tecnologías de la infracción y la comunicación, o por cualquier otro medio, difundieren noticias o rumores o transmitieren señales falsas o engañosas sobre personas o empresas, ofreciendo a sabiendas datos económicos total o parcialmente falsos con el fin de alterar o preservar el precio de cotización de un instrumento financiero o un contrato de contado sobre materias primas…”

Igualmente se castiga con pena de prisión de seis meses a seis años a quien utilice información privilegiada y que tuviera la condición de carácter reservado, para la compra directa o a través de terceros de activos financieros.

Quien posea información privilegiada y la revelare fuera del normal ejercicio de su trabajo, profesión o funciones, poniendo en peligro la integridad del mercado o la confianza de los inversores, será sancionado con pena de prisión de seis meses a cuatro años.