El concurso de acreedores, regulado por el Real decreto 1/2020 que aprueba el texto refundido de la Ley Concursal (TRLC) puede ser necesario o voluntario. Es voluntario el concurso de acreedores a instancia del propio deudor ante una situación de insolvencia, siendo el concurso de acreedores necesario a instancia de un acreedor o tercero legítimo.

Características del concurso de acreedores voluntario

El concurso de acreedores es un instrumento jurídico mediante el cual una persona o empresa puede hacer frente a su situación de insolvencia.

La solicitud de concurso de acreedores voluntaria es obligatoria cuando el deudor se declara en situación de insolvencia actual o inminente. Así pues, el plazo para solicitar el concurso es de los dos meses siguientes desde el conocimiento del estado de insolvencia.

Dicha solicitud debe realizar en el juzgado de lo mercantil de la provincia correspondiente al domicilio del deudor, mediante la presencia de un abogado y presentando toda la documentación que demuestre el estado de insolvencia.

Ventajas del concurso de acreedores voluntario

La principal ventaja de presentar concurso voluntario es que la empresa o persona física puede renegociar y congelar el pago de las deudas con los acreedores a fin de iniciar un proceso de negociación.

A diferencia del concurso necesario, que suspende la actividad del deudor, el concurso voluntario también permite a los administradores mantener el control de la organización para que esta siga existiendo y siendo viable.

Además, si se demuestra en que el deudor tenía conocimiento de su estado de insolvencia y no inició el concurso voluntario, puede enfrentarse a sanciones económicas y responsabilidades legales como la su inhabilitación y ser condenado a daños y prejuicios.

¿Se enfrenta tu empresa a una situación de insolvencia y estás pensando en solicitar el concurso de acreedores voluntario? En Lidiare contamos con abogados expertos en concurso de acreedores y reestructuración de deuda que te acompañarán en todo el proceso con un alto porcentaje de éxito a tu favor.