LLÁMENOS AL
hello world!
hello world!
abril 23

¿Qué hay que declarar a Hacienda tras haber recibido una herencia en el 2023? 

Al momento que fallece un familiar, este suele traspasar sus bienes a quienes le sobreviven, ya sea a su pareja, descendientes u otros. Pero como esta transacción es de carácter patrimonial, la misma no queda exenta de las declaraciones ante la Hacienda pública. 

Sin embargo, la tributación de herencias y sucesiones es un tema con muchas aristas y complejidades, puesto que, inicialmente, es una obligación que deben asumir los herederos legales. Eso sin contar que las Comunidades Autónomas establecen sus propias normativas en lo referente a los tipos impositivos de impuestos, así como las cuantías. 

Y para desentrañar estos aspectos, en las siguientes líneas expondremos un poco los pasos a seguir a la hora de declarar una herencia recibida, dejando en evidencia también, qué exactamente es lo que se debe declarar.

¿Cómo se declara una herencia recibida?

Una de las grandes interrogantes al inicio de las campañas de la renta, es cómo se declaran las herencias recibidas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, o si las mismas están exentas a ello. 

De acuerdo con la ley que rige el IRPF la respuesta a ello queda establecida en el artículo 6 en su cuarto punto, donde indica que las herencias no están sujetas a este tipo de impuestos. 

Esto se debe a que se encuentran regidas por el ISD o Impuestos de Sucesiones y Donaciones. El cual es aplicado en las herencias de bienes, incluyendo las acciones, el dinero en efectivo y hasta las cuentas corrientes. 

Sin embargo, en caso de recibir algún bien, acciones o depósitos a través de una herencia y estos a su vez generen ingresos, sí es necesario hacer la respectiva declaración de estas ganancias en el IRPF. Por ejemplo, si el heredero/a pone en venta o en alquiler una vivienda recibida, esta le va a producir ganancias y por tal motivo debe declarar.

Pasos para declarar una herencia a través del ISD 

  1. Preparar la documentación: esto incluye el acta que certifica la aceptación de la herencia, así como el inventario de bienes recibidos. Además del certificado de defunción, el cual debe tener en claro el NIF y los datos básicos del fallecido, el testamento, el NIF del/los herederos, al igual que los documentos de los bienes en herencia (IBI). 
  2. Llenar el modelo 650 con los datos de la persona fallecida.
  3. Incorporar los datos y el lazo familiar que une con el fallecido: indicando el grado de parentesco (cónyuge, descendiente, pariente en tercer grado, amigo, entre otros). 
  4. Completar la información de los bienes heredados: aquí es necesario agregar la información de los bienes heredados, declarando que tipo de inmuebles son y su valor real. Apuntando también los gastos deducibles como las contribuciones a la seguridad social o los impuestos no pagados. 

¿Qué hay que declarar a Hacienda tras recibir una herencia?

Como se indicó en el apartado anterior, las herencias y sucesiones, en general, no están sujetas a la declaración de impuestos siempre y cuando estas no generen ganancias. No obstante, existen algunos factores que pueden afectar esta condición.  

El IDS 

El IDS o Impuesto de Sucesiones y Donaciones, es uno de los impuestos de mayor importancia a la hora de recibir una herencia. Este tributo tiene como misión gravar el incremento patrimonial del heredero al momento de recibir la herencia.  

Usualmente, está llamado a liquidarse ante el órgano recaudador correspondiente a la comunidad autónoma y debe pagarse en un plazo menor a seis meses desde la fecha en la que ocurrió el fallecimiento del titular. 

Cabe destacar que el importe a pagar puede variar en función de la comunidad autónoma en la que esté el heredero. Por lo que, en algunas de ellas podrás obtener reducciones o bonificaciones según el caso.  

Bienes inmuebles 

Las implicaciones fiscales cuando se recibe en herencia un inmueble varían dependiendo de cómo el heredero disponga de este. Por ejemplo, si el bien es destinado como residencia habitual, no será necesario incorporarlo en la declaración de renta.  

Por el contrario, si el beneficiario opta por alquilar o vender lo que heredó, va a ser necesario declarar en la renta anual las ganancias obtenidas. Esto se debe a que estos mecanismos otorgan beneficios económicos que deben ser gravados. 

Lo mismo sucede al heredar terrenos o locales que estén arrendados. En estos casos, existen ingresos que deben incluirse en la declaración de impuestos, al igual que su posterior venta en caso de concretarse.

Acciones, planes de pensiones u otros activos financieros 

Las acciones y planes de pensión son otro aspecto a tener en cuenta al recibir una herencia, ya que están destinados a contribuir económicamente con el círculo familiar cercano al fallecido.  

Por lo tanto, no están incluidos en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, así que es de carácter obligatorio declararlo y pagar el IRPF al generar beneficios económicos al heredero.

Dinero en efectivo  

Al recibir una herencia con dinero en efectivo es importante saber que esa cantidad debe ser declarada en el IDS, más no en el IRPF.  De hecho, el monto que puedes recibir sin justificar debe rondar entre los 3.000 euros o menos. 

De recibir un monto superior a ese, es vital justificar ante Hacienda el origen de esos fondos, para evitar repercusiones.

Renta inmobiliaria imputada 

Aparte de las obligaciones vistas anteriormente, es importante mencionar la figura conocida como “renta inmobiliaria imputada”. Esta modalidad es aplicada a aquellas viviendas heredadas que se encuentran vacías y que no son empleadas como residencia habitual. 

Por lo tanto, para los efectos de hacienda este bien es susceptible a generar ingresos. Debido a ello, la Agencia de Estatal de Administración Tributaria asegura que el heredero debe pagar un porcentaje de acuerdo con el “valor catastral” del inmueble, aunque este no haya proporcionado ganancias económicas reales. 

 Ahora bien, hacer la declaración de un heredero supone un gasto que varía de acuerdo con la complejidad del caso, así como de la comunidad autónoma en la que se va a tramitar. En general, supone costes administrativos en los que se incluyen los honorarios para los notarios y los impuestos asociados a la herencia. Por ello recomendamos tramitar la declaración a través de abogados especialistas en herencias y sucesiones.

Buscar
CONTACTE CON NOSOTROS
Solicite información sin compromiso

    Nunca realizamos envíos comerciales. Únicamente utilizaremos sus datos para responder a su consulta.

    TEMAS
    LIDIARE es un despacho que nace líder como una nueva alternativa en servicios legales gracias a un equipo de abogados expertos que le garantiza defensa y ayuda.

      Nunca realizamos envíos comerciales. Únicamente utilizaremos sus datos para responder a su consulta.

      Copyright Lidiare 2020. All Rights Reserved.
      crossmenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram