Una vez firmado el contrato de alquiler y entregadas las llaves de la vivienda, llega el momento de decidir lo que paga el casero y lo que paga el inquilino. Ambas partes deben asumir una serie de gastos del inmueble, pero es habitual que surjan conflictos y confusiones sobre la división de las obligaciones.

En este sentido, el contrato manda. El responsable de pagar estos gastos será el que se especifique en el contrato de alquiler que han firmado las partes implicadas. Aunque en caso de que el contrato no regule el reparto de los gastos, la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) determinará qué debe pagar el casero.

Contar con el asesoramiento de un profesional experto en derecho inmobiliario para la redacción del contrato de alquiler te ayudará a definir el reparto de los gastos y a defender tus intereses en caso de conflicto.

¿Qué gastos le corresponde pagar al casero?

  • Impuesto de Bienes Inmuebles

Según establece la LAU en su artículo 20.1, el responsable de hacer frente al pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) será el arrendador o propietario de la vivienda o local. Únicamente en el supuesto de que las partes implicadas lo acordaran en el contrato de alquiler, será el inquilino quien pague el IBI.

Sin embargo, la LAU determina que, en caso de que se pacte que sea el inquilino quien pague este impuesto, el responsable ante la Administración sigue siendo el propietario. Esto significa que el inquilino estaría obligado a pagar el IBI, pero no las posibles sanciones por impago o retrasos impuestas por la Administración al propietario.

  • Gastos de la comunidad

Los gastos de la comunidad de vecinos es la cuota mensual que paga cada propietario  por el mantenimiento de los suministros generales y las zonas comunes de un edificio (escaleras, luz, ascensor, etc.).

La cuota de la comunidad es también responsabilidad del propietario. Ahora bien, el pago de la calefacción central puede estar incluido en los gastos de la comunidad y, según estipula la LAU, propietario e inquilino pueden pactar por escrito que sea el inquilino el responsable del pago del mismo.

  • Averías o reparaciones graves

El pago de las averías o reparaciones del inmueble suele ser uno de los aspectos que más dudas y conflictos genera. ¿Quién paga la reparación de los electrodomésticos o las mejoras en un piso de alquiler?

La LAU establece que será el propietario el que deba hacer frente a todas las reparaciones o averías superiores a 150€ y que sean necesarias para conservar la vivienda en buenas condiciones de habitabilidad, salvo cuando la reparación sea por un mal uso o daño intencionado del inquilino. Es decir, el coste de la reparación de la caldera o de electrodomésticos como la lavadora en un piso de alquiler, será responsabilidad del propietario.

¿Quién paga los gastos de la inmobiliaria o el contrato de alquiler?

Respecto a los gastos de gestión de la inmobiliaria o de la redacción del contrato de alquiler, correrán a cargo del arrendador si es una persona jurídica o de la persona que haya solicitado dichos servicios.

Protégete frente a impagos o conflictos derivados de no haber definido en el contrato los derechos y obligaciones de cada una de las partes. Contacta con nuestros abogados especializados en contratos de alquiler para que te  ayuden con los trámites de tu arrendamiento y despreocúpate.