Justicia ha preparado una serie de medidas recogidas en dos anteproyectos de ley cuyo objetivo es agilizar los procesos judiciales que colapsan los juzgados de cláusulas abusivas.

Se espera que el trámite finalice en 2022 y puedan desbloquearse las 240.000 demandas pendientes, como reflejan los últimos datos del Consejo General del Poder Judicial y del Ministerio de Economía, evitando que los bancos continúen pleiteando y obstruyendo los juzgados.

Juicios rápidos, pleito testigo y acuerdo previo

Según la información publicada por el diario El País, las medidas clave recogidas en los anteproyectos comprenden juicios rápidos (verbales), pleitos testigo, acuerdo previo obligatorio y sanciones a los bancos que obstaculicen los procesos judiciales de cláusulas abusivas.  

Para agilizar el proceso judicial se presenta la opción de tramitar las demandas por cláusulas abusivas mediante juicios verbales, mucho más rápidos y fáciles que los convencionales.

Otra medida clave que Justicia prevé emplear es el denominado “pleito testigo”. Consiste en tramitar un caso, mientras los demás permanecen a la espera, y utilizarlo como modelo para el resto de procesos similares.

Además, se plantea un sistema para que no sea posible interponer una demanda entre las partes implicadas sin un intento de acuerdo previo. En el caso de las cláusulas abusivas, el afectado deberá reclamar directamente con el banco antes de interponer la demanda.

Se analizará también la colaboración de las partes y si estas han abusado del servicio de Justicia, así como la posibilidad de sancionar acciones que obstaculicen de alguna manera el proceso judicial.

¿Has tenido problemas con la cláusula suelo? En Lidiare podemos ayudarte a anular las cláusulas abusivas que puedan considerarse nulas y recuperar el dinero pagado de más.