Las más de diez millones de personas que se compraron un coche entre febrero de 2006 y agosto de 2013 ya pueden reclamar indemnizaciones por haber sido víctimas de un cártel automovilístico que controló la distribución y posventa de los vehículos y encareció los precios.

El Tribunal Supremo acaba de respaldar las multas que la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) impuso en 2015 a las marcas de dicho cártel, lo que ahora permite a los compradores afectados reclamar indemnizaciones de entre 1.500 euros y 2.500 euros cada uno.

Marcas afectadas por el cártel de coches

Fueron 26 las marcas automovilísticas integrantes del cártel, algunas de las cuales ya han dejado de operar en España, acusadas de intercambiar información confidencial para controlar la distribución y postventa de los vehículos, lo que las permitió  incrementar artificiosamente los precios de venta en un promedio del 10%. Los  afectados por el cártel de coches ya pueden reclamar una indemnización compensatoria por los daños y perjuicios ocasionados.

  • ALFA ROMEO
  • AUDI
  • BMW
  • CHEVROLET
  • CHRYSLER
  • CITROËN
  • DODGE
  • FIAT
  • FORD

  • HONDA
  • HYUNDAI
  • JEEP
  • KIA
  • LANCIA
  • LEXUS
  • MERCEDES
  • MITSUBISHI
  • NISSAN

  • OPEL
  • PEUGEOT
  • PORSCHE
  • RENAULT
  • SEAT
  • SKODA
  • TOYOTA
  • VOLKSWAGEN
  • VOLVO

La marca Mazda también parecía implicada y fue investigada, pero no se encontraron pruebas de su participación en el cártel y resultó absuelta. La CNMC impuso a todas estas marcas de coches una de las mayores multas de su historia. Fueron sanciones por un importe de 171 millones de euros en total, aunque más tarde condonó unos cuarenta millones de euros al Grupo Volkswagen (marcas Audi, Porsche, Skoda y Volkswagen) y a Seat, por haber colaborado para descubrir estos manejos que iban directamente en contra de la competencia.

Responsabilidades frente a los clientes

La condonación parcial de las multas por cuarenta millones de euros a las marcas “colaboradoras” no significaba que éstas quedasen exentas de sus responsabilidades frente los clientes defraudados que las pudieran demandar. Por tanto, tendrán que hacer frente también a las indemnizaciones a las que haya lugar.

Cuando en 2015 la CNMC (Comisión Nacional del Mercado de la Competencia) impuso las multas a los fabricantes de los coches, todas las marcas automovilísticas sancionadas hicieron su reclamación ante los tribunales. En diciembre de 2019, la Audiencia Nacional ratificó dichas multas de la CNMC y desestimó las reclamaciones de dichas marcas. Y ahora, el proceso se está repitiendo en el Tribunal Supremo desde hace unos meses. Ya son 15 las marcas de coches a las que el Alto Tribunal español no ha dado la razón. En buena lógica, se espera que no tarde mucho en adoptar la misma resolución con el resto de las marcas automovilísticas que faltan por conocer su sentencia.

Las medidas adoptadas por el Tribunal Supremo sientan las bases y abren ahora la posibilidad de que los compradores de los coches de dichas marcas, en el periodo citado de entre febrero de 2006 y agosto de 2013, puedan reclamar unas indemnizaciones, apoyándose en dichas sentencias. Son más de diez millones de personas y empresas las que compraron vehículos de las marcas sancionadas en aquel periodo y sufrieron la manipulación del cártel para subir los precios. Si todos ellos reclaman, la suma de todas las indemnizaciones podría alcanzar los 25 mil millones de euros.

¿Afectado por el Cártel de Coches?

Reclama ahora y recupera tu dinero

 

Cómo reclamar una indemnización por el cártel de coches

Si crees que puedes haber sido víctima de las maniobras fraudulentas de este cártel de coches, lo primero que debes de hacer es asegurarte de que compraste tu vehículo a alguna de estas marcas en el periodo indicado desde febrero de 2006 hasta agosto de 2013. Para ello, deberás conservar la factura de la compra, la acreditación del pago de la misma, o del alquiler o leasing, y tener la documentación reglamentaria del vehículo, aportar la ficha técnica y los contratos.

Con todo lo anterior, hay que recurrir a un bufete de abogados especializado en reclamaciones al Cártel de coches, para preparar y presentar la correspondiente demanda ante los tribunales. Para ello, el comprador tiene un plazo de 1 año, a contar desde la publicación de la sentencia del Tribunal Supremo contra la marca del vehículo que usted haya comprado.

Ya se están dando las primeras sentencias indemnizatorias a favor de los demandantes. En el pasado mes de abril de 2021, un tribunal de Cádiz falló a favor de un cliente que compró un coche por 25 mil euros en un concesionario de Audi y Volkswagen, en el año 2010. El citado concesionario de la marca alemana ha tenido que indemnizar a dicho cliente con dos mil euros y ha tenido que pagar también los intereses y las costas del juicio. Por la compra de un coche cuyo precio pagado fuera de unos 15 mil euros, se calcula que la indemnización a obtener podría estar entre los 1.500 euros y los 2.250 euros.

Si te has visto afectado por el cártel de coches y necesitas asesoramiento legal para reclamar tu indemnización, nuestros abogados expertos en la defensa del consumidor pueden asesorarte sin compromiso.