En pleno proceso de vacunación se ha abierto un intenso debate sobre si las empresas tienen autoridad para exigir a sus trabajadores la vacunación contra el Covid-19.

Lo cierto es que las vacunas, recibidas por la mayoría como una bocanada de esperanza, han generado ciertas dudas en parte de la población que se cuestiona su efectividad y teme los posibles efectos secundarios.

La llegada de las vacunas abre un interesante debate en términos jurídicos sobre su obligatoriedad y sobre los derechos fundamentales, como el de la salud o la libertad personal frente a la seguridad colectiva.

Si tienes dudas sobre tus derechos como trabajador en la vacunación del Covid-19, nuestros abogados laboristas pueden asesorarte y ayudarte a defender tus intereses frente al empresario.

¿Pueden obligarme a vacunarme contra el Covid en mi trabajo?

Según la legislación actual, la respuesta es clara. Las empresas no pueden obligar a sus trabajadores a vacunarse contra el Covid-19, ya que en el ordenamiento actual la vacunación tiene carácter voluntario. Sin embargo, el empresario puede optar por la vía judicial y, en ese caso, un juez podría dictar una sentencia que diga lo contrario.

Por otro lado, en España existen mecanismos legales para obligar a la población a vacunarse si la autoridad sanitaria lo considera oportuno. Aunque no existe unanimidad sobre este asunto, una modificación de la Ley orgánica del Estado de Alarma, Excepción y Sitio podría implicar la obligatoriedad de la vacuna.

¿Pueden despedirme por no querer vacunarme?

Si la empresa ha decidido imponer la vacunación entre sus trabajadores y alguno de ellos se niega, ¿qué le puede ocurrir? El empresario siempre puede optar por el despido o algún tipo de penalización como la suspensión de empleo y sueldo. Sin embargo, en ambos casos se trataría de un despido o sanción improcedente, e incluso nulo, puesto que implica la vulneración de los derechos fundamentales del trabajador.

5 aspectos a tener en cuenta sobre el derecho del trabajador y la vacuna del Covid

  1. Vacunación voluntaria. En ningún caso el empresario puede exigir a un empleado la vacunación contra el Coronavirus ni contra cualquier otra enfermedad.
  2. Ofrecer e informar. Las empresas pueden optar por informar a sus trabajadores sobre las ventajas y desventajas de la vacunación, así como ofrecerla de forma gratuita. Ellos podrán decidir voluntariamente si la aceptan o la rechazan.
  3. Despido improcedente o nulo. Cualquier sanción o despido cuya causa sea la negativa de un trabajador a recibir la vacuna será improcedente o nulo por vulnerar sus derechos fundamentales.
  4. Requisito para acceder a un empleo. En ningún caso una empresa puede incluir la vacunación como un requisito para acceder a un puesto de trabajo. En caso de hacerlo, sería discriminatorio.
  5. Preguntas en el proceso de selección. Partiendo de esa premisa, plantear a un candidato preguntas sobre la vacunación en una entrevista de trabajo será considerado una vulneración de su derecho a la intimidad.

La vacunación en el entorno laboral es un tema muy delicado que podría ocasionarte un conflicto con tu empresa. Para ayudarte, Lidiare pone a tu disposición un equipo de abogados con gran experiencia en la resolución de conflictos laborales y en la defensa de los derechos del trabajador.